Conversatorio: Retos y logros en las políticas públicas de género

22 de marzo. “Alcanzar una sociedad más igualitaria donde haya plena garantía de que los derechos humanos y políticos se pueden ejercer sin ser violentadas o discriminadas, ha sido el motor de la lucha feminista”, fue el mensaje del conservatorio: Retos y logros en las políticas públicas de género, realizado por el alumnado de la Maestría en Políticas Públicas y Género, en conjunto con la Dra. Gisela Zaremberg, fundadora y coordinadora de la Colaboratoria para la Gobernanza Feminista, así como la Mtra. Jacqueline Zepeda, ambas colaboradoras de la FLACSO México.

Las investigadoras aplaudieron y reconocieron el compromiso del alumnado, así como la necesidad de seguir conectando, compartiendo y aprendiendo a través de los trabajos de posgrado de investigación y análisis, al igual que el aporte a las recomendaciones de las políticas públicas desde la academia hacia la agenda política feminista.

Este encuentro se desarrolló bajo la presentación de tres mesas de discusión, en las cuales se plantean brevemente los trabajos que las alumnas y alumnos han elaborado a lo largo de su estancia en el programa de estudios de género de esta casa de estudios y que más tarde serán publicados en una revista editada y presentada por Colaboratoria.

La primera exposición se tituló: “Brechas de desigualdad de género en los cuidados”, la cual expuso las disparidades que se desprenden de la división sexual del trabajo y el derecho a recibir y proporcionar cuidados, así como el autocuidado. Desde la explicación del porqué es necesaria la agenda en materia de cuidados, pasando por los matrimonios y las uniones infantiles tempranas y forzadas, el cuidado en los contextos de las mujeres privadas de la libertad,  hasta el cuidado en la diplomacia fueron los tópicos que las ponentes invitaron a reflexionar.

La segunda mesa de análisis tuvo como nombre las “Brechas de desigualdad de género en el espacio público”, en esta exposición se abordaron diversos temas que ayudaron a entender la propia definición del espacio público, las consecuencias desiguales que las mujeres han experimentado al incorporarse a éste, dejando a su paso una brecha económica más acentuada. Igualmente se retomó cómo se vive esta diferencia en la administración pública federal y local, así como la violencia política en razón de género.

Para un segundo momento este círculo de reflexión trajo a discusión diversos enfoques que se realizan en el espacio público. El primer tema que se presentó fue por qué el diseño urbano de las ciudades debería ser considerado en la agenda cuidados y cómo la omisión de este aspecto genera desigualdades de género. Por otra parte, el acoso sexual que se ejerce en las calles, avenidas y espacios que en un inicio están pensados para el disfrute de la vida traen como consecuencia no poder ejercer el derecho pleno a la ciudad. Otro punto que se compartió fue el de las madres buscadoras y la feminización de la búsqueda de sus familiares.

“Brechas de desigualdad de género en la educación” fue el título que acompañó a la tercera intervención por parte de la comunidad estudiantil. En esta exposición se explicó la manera en que los estereotipos de género se ejercen en la niñez y la adolescencia, siendo este último grupo el menos estudiado. Además, se retomó la importancia de comprender cómo las trayectorias educativas del profesorado son esenciales para contrarrestar las desigualdades entre hombres y mujeres.

Finalmente, como lo enunciaron las estudiantes, estas reflexiones tuvieron el propósito de reconocer y respetar los derechos, las capacidades y las habilidades que poseen las mujeres, las cuales permiten el correcto desenvolvimiento de las personas, así como su contribución para alcanzar la añorada igualdad sustantiva.