compartir

Investigar al investigador: desafíos de la sociología en la frontera

  • Repensar los métodos de las ciencias sociales requiere del investigador una vigilancia constante con respecto a su implicación como sujeto en el oficio de investigar

  • Es necesario realizar un trabajo reflexivo y creativo ante el peligro constante de los estereotipos a los que la ciencia se ve enfrentada

Array ( [fid] => 8845 [uid] => 53 [filename] => presentacion_carassale2.jpg [uri] => public://presentacion_carassale2.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 17773661 [status] => 1 [timestamp] => 1497546930 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Mesa de presentadores [title] => [width] => 6352 [height] => 4239 )

Array ( [fid] => 8846 [uid] => 53 [filename] => presentacion_carassale3.jpg [uri] => public://presentacion_carassale3.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 16250749 [status] => 1 [timestamp] => 1497546930 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Adriana Guzmán, ENAH [title] => [width] => 4017 [height] => 6019 )

Array ( [fid] => 8847 [uid] => 53 [filename] => presentacion_carassale4.jpg [uri] => public://presentacion_carassale4.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 15768451 [status] => 1 [timestamp] => 1497546930 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Santiago Carassale, Flacso [title] => [width] => 5810 [height] => 3878 )

Array ( [fid] => 8848 [uid] => 53 [filename] => presentacion_carassale5.jpg [uri] => public://presentacion_carassale5.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 17703916 [status] => 1 [timestamp] => 1497546930 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Rodrigo Díaz, UAM-I [title] => [width] => 6321 [height] => 4219 )

Array ( [fid] => 8851 [uid] => 53 [filename] => presentacion_carassale6.jpg [uri] => public://presentacion_carassale6.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 14491261 [status] => 1 [timestamp] => 1497548292 [rdf_mapping] => Array ( ) [alt] => Alexandre Beaudoin, IIA-UNAM con estudiantes del seminario Sociología de la Cultura [title] => [width] => 5730 [height] => 3824 )

Jue, 2017-06-15

La ética de la investigación científica y sus métodos representan un desafío para el siglo XXI. La labor de investigadores requiere de nuevos planteamientos e imaginarios para enunciar y dar parte de los objetos de estudio que constituyen la narrativa, la historia y la configuración de las sociedades.

Estos retos se plantean en el libro La experiencia como hecho social. Ensayos de sociología cultural, recientemente publicado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede México y presentado el pasado lunes 12 de junio por uno de sus coordinadores, Santiago Carassale, con la lectura y los comentarios de Adriana Gúzmán, investigadora de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, Alexandre Beaudoin del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, y Rodrigo Díaz, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana; y la moderación del investigador de Flacso Nelson Arteaga.

“Existe una mutua implicación entre lo investigado y la investigación. Este libro nos invita a preguntarnos sobre las armas que dispone el investigador para identificar y conquistar la experiencia ajena, colectiva o individual”, explicó Adriana Guzmán, catedrática de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Alexandre Beaudoin aseguró que este libro plantea una pregunta ética que concierne a todos los investigadores “¿cómo hacer nuestro trabajo?” dado que los ensayos de esta publicación colocan al investigador bajo la mira, puesto que busca “observar al que observa, tomar parte y dar parte”.

Para Beaudoin este planteamiento tiene trascendencia en el quehacer investigativo porque asume desde otra cara la responsabilidad científica frente a una “ciencia que termina construyendo y legitimando estereotipos, es decir, representaciones ficticias y significantes del mundo difundidas desde una posición de poder y destinadas a incrustarse de forma masiva en el inconsciente de los individuos”.

“Si creemos que el pensamiento crítico, la duda metódica y el cuestionamiento, y la refutación son principios constitutivos de las ciencias y las disciplinas que se consideran -de forma despectiva- como especulativas, serían más científicas que las ciencias sociales funcionalistas inspiradas en el conductismo, ya que no se proyectan como dogma”, afirmó el antropólogo.

A través de sus ensayos este libro, comentó Beaudoin, ofrece ocho experimentos en los que se juega con la infinidad de posibilidades que nos ofrecen los fenómenos sociales y culturales, las palabras y los seres humanos en general. ¿Cómo tomar parte y cómo dar parte?

Durante su participación, el investigador de la UAM Iztapalapa, Rodrigo Díaz consideró que, desde los estudios antropológicos, la experiencia ha sido sustraída de las etnografías restando así la vitalidad de la observación y la vivencia de quien ejerce su papel de investigador.

Desde su perspectiva, este libro pone sobre la mesa un tema “fascinante para las Ciencias Sociales, el de las narrativas”. Para Díaz, la narración constituye no sólo las acciones y experiencias de los otros sino también al yo, al mismo tiempo que coloca a los agentes no sólo como observados o actores sociales, sino también como autores. “Es un libro que nos invita a repensar muchos conceptos centrales a la luz de las dificultades del mundo contemporáneo”, aseguró.

El coordinador de la obra, Santiago Carassale destacó que este libro es el resultado de una experiencia y un trabajo colectivo del seminario de Sociología e Historia Cultural de la Flacso México: “los ocho artículos más la introducción componen un trabajo conjunto realizado por estudiantes de maestría y los coordinadores del seminario, lo cual resulta en una obra muy buena”. Durante la producción de este libro, comentó, siempre estuvo presente la pregunta por cómo se entrelaza la dimensión ética con la dimensión metodológica de todo trabajo de investigación, los dilemas de la pesquisa y la responsabilidad que conlleva el quehacer científico. Frente a las perspectivas metodológicas que se abocan sólo a los problemas de la observación, el libro propone una reflexión metodológica sobre el juego en simultáneo de la mutua constitución de lo observado y del observador.

Los textos reunidos en este volumen son contribuciones de: Federico Gobato; Jorge Lavín García; Luis Manuel Hernández Aguilar; Lucio Israel Cervantes Porrúa; Carlos Nazario Mora Duro; Eufemuio Franco Pimentel y Jorge Eduardo Suárez Gómez.

******

La experiencia como hecho social. Ensayos de sociología cultural coordinado por Liliana Martínez y Santiago Carassale, está a la venta en las librerías del Fondo de Cultura Económica, Gandhi,la Secretaría de Cultura, Porrúa, y El Sótano. También puede adquirirse en la librería del Instituto Dr. José María Luis Mora y en la librería de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede México.